sábado, 21 de noviembre de 2015

Textos Ganadores. 37º Reto: Recuerdos de mi niñez

37º Reto: Recuerdos de mi niñez

REVISTA SEMANAL DEL RETO


Texto Ganador en Prosa
( 45 puntos)



(Perfil de Facebook)


(Leer comentarios en el grupo Territorio de Escritores)
Y a veces, en esas noches sombrías de estrellas ocultas, me vienen descalzos y de puntillas ésos mis pequeños y cortos pasos, a tu lado… Recuerdo tus fuertes y grandes manos, tus brazos rodeándome y lanzándome al aire, y yo…riendo, gritando… Y no tengo más que cerrar mis ojos para sentirte cual halo que me abraza y me habla, de ti…de tu voz, tu mirada…
Y jugamos…y bailamos con el agua de la playa…esas secuencias que se acurrucaron en ese lugar de mi alma donde hoy…quedan llagas… Y me hablas de cuentos, de piratas y hadas, mientras ella sonríe...en los pies de mi cama….
Recuerdo una mañana…te afeitabas, y yo, te miraba, atenta, te imitaba…pero tu mirada…se perdía en algún lugar que yo no encontraba… Cómo saber entonces, que ya no escucharía tus silbidos mientras cubrías tu barbilla de espuma blanca, que ya no me guiñarías un ojo diciéndome “te quiero, pequeñaja”… Cómo saber entonces, que las olas de aquella playa ya no jugarían con nuestros cuerpos y nuestras almas… Cómo no supe darme cuenta e inventar una artimaña, para que te quedaras…
Y sobre mi mesilla quedó tu retrato…aquel que miraba cada Navidad, esperando…que regresaras…
Apenas pude ya pronunciar “papá”… Recuerdo en la salida de la escuela como mi alma se anudaba apretando mi garganta…sólo mamá, estaba…
Y el reloj no dejó de marcar sus horas alejándome más y más de aquella fugaz historia que tantas lágrimas dejó coaguladas en ése mi corazón que no dejó de latir con la esperanza de engañar al tiempo y a tu ausencia, y traerte, de vuelta…
Pero el tiempo se abalanzó sobre nosotros…
Y supe de ese maldito orgullo de enamorados. Supe de esa daga que cortó vuestro lazo. Supe, que nunca se apagó vuestro amor… Me lo dijiste aquel día cuando cogí tu mano a escasos minutos de que el médico me dijera…que te ibas…esta vez, para siempre…
Hace ya mucho que partiste para ese lugar de nunca jamás que de niña me contabas…pero hoy, tengo la necesidad de colarme entre las estrellas para decirte… -Te quiero, papá…recuerdos a Peter Pan…

Ginebra Blonde

Textos Ganadores en Verso
Compartido con: (36 puntos)




 (Perfil de Facebook)







(Leer comentarios en el grupo Territorio de Escritores)


¿Existió en verdad aquel tiempo, o quizás me lo inventé?


Huele a algodón de azúcar, hay música de carrusel,
globos de muchos colores y sandalias en mis pies.

Mis padres están conmigo, me subo a un negro corcel
y cabalgo por los cielos, como un hada de papel.

Huele a comida casera, a torrijitas con miel,
mientras mi hermano me explica, lo que yo quiero saber.

Palomitas en el cine. Todos gritan: <Tiburón>
Yo cierro fuerte los ojos y me agarro a mi sillón.

Los abuelos y los mimos. ¡Cuánto les quiero, Señor!
Y ese olor a Navidad, a Reyes, y gran roscón.

La ropa nueva, las chuches, recortables, un montón;
las cosas para el colegio, se acumulan en el salón.

Comunión con la familia, cumpleaños con pastel.
Y yo no quiero ser cría, tengo prisa por crecer.

Eso olor de tierna infancia que ya nunca ha de volver
qué rápido se pasó, ¡quisiera retroceder!

Y ser la niña que entonces, ya quería ser mujer.

Ina Molina Pérez



 (Perfil de Facebook)


(Leer comentarios en el grupo Territorio de Escritores)

Y la recuerdo…
Llenando sus maletas
De viajes y sueños
Sonriendo…
Iba a Francia y volvía
Con sus bolsillos llenos
Historias y regalos
Para sus nietos…
Y su alma florecía
Emanaba energía
Alegría…
Nuestras miradas atentas
Preguntas y risas
Manos inquietas
Papel de seda…y cuentos…
Mi querida abuela…
Grises tirabuzones tu pelo
Tus ojos de chispitas llenos
Aquellos…que un día
No me conocieron…
Y recuerdo tu regazo
Aquel que lento, en silencio
Quedó baldío, exento
Y odié mi desconcierto
Mi añoranza de tus besos
Tus historias de autobuses llenos…
Aquellos, que ya no te llevarían lejos
Pues lejos quedó tu alma…
De tu vida, tus recuerdos
De mi pecho…
Cómo entenderlo…¡¿cómo?!…
Quizá…
Tu espíritu se escapó de tu cuerpo
Eso pensaba…pero me enfadaba
¡Me enfadaba!
Hasta que un día, un día…
Volviste a cogerme en brazos…
Fue…fue un hermoso atisbo de tu amor
Que yo…encerré para siempre
En mi corazón…

Ginebra Blonde