jueves, 9 de abril de 2015

Ganadores del reto nº 19: El Poder de la Mentira

RETO Nº 19: EL PODER DE LA MENTIRA

Texto Ganador en Prosa

(27 puntos) 
Josep Ferrà(Perfil de Facebook)


(Enlace a Territorio de Escritores y comentarios)
PIADOSAS MENTIRAS

-Por cierto, ¿hoy es domingo? –preguntó el viejecito.
-No – respondió la enfermera-, hoy es lunes.
-¡Lunes! A veces me pierdo y no sé en que día estoy
-No se apure –dijo con cariño ella, mientras acababa de curarle las úlceras de la espalda y las nalgas–. Aquí estoy yo para recordárselo.
No emitía el anciano ni un solo quejido a pesar de lo doloroso de la cura. Suspiró cuando ella le dio la vuelta y, manejando con habilidad el consumido cuerpecillo, le puso la camisa de pijama y le subió los pantalones
-Esta semana tampoco han venido a verme –dijo él cuando ya había acabado de arreglarlo-. Seguro que habrán tenido algún problema importante.
-No se preocupe Joaquín, nos tiene a nosotras ¿no? 
-Cierto, María. –aceptó resignado.
-Luisa, soy Luisa, que siempre me confunde.
Sonrió el hombre y se golpeó suavemente la frente.
-Esta cabeza mía.
Giró su rostro hacia la ventana por la que entraba el cálido sol de primavera.
-¿Me llevarías un ratito al jardín? Parece que hace un buen día y me gustaría tomar un poco el sol.
-Claro que sí. –afirmó la enfermera con cariño.
Tras ponerle sobre los hombros su bata a cuadros, tomó delicadamente el pequeño cuerpo del anciano y lo acomodó en la silla de ruedas, luego le tiró la suave manta de pelo sobre las piernas.
-Ya verás -dijo jadeante el viejo– como el domingo próximo vendrán a verme. Seguro que te caerán muy bien cuando los conozcas. Son dos buenos hijos, los míos, pero ¡están siempre tan ocupados…!
-Vendrán, sí, seguro que vendrán –confirmó ella con un dejo de amargura en la voz, empujando la silla hacia la puerta de la habitación.
Josep Ferrà


Texto Ganador en Verso

(22 puntos) 
Vivi Núñez (Perfil de Facebook)


(Enlace a Territorio de Escritores y comentarios)

¡Maldita mentira! Que mata y ahoga
¡Malditos tus días, tus noches, tus horas!

¡Maldito tu cuerpo! Durmiendo en mi alcoba,
guardando entre sábanas las pieles de otras.

¡Malditas tus manos! Que ya hoy me sobran,
construyendo hogares cubiertos de sombras.

¡Maldita tu boca! Marchita y traidora
que escupe veneno…dolor a deshora.

¡Maldita la máscara! Que oculta tu aroma,
que tapa tu rostro…que esconde derrotas.

¡Maldito el engaño! ¡Maldita tu sombra!
¡Maldito el ayer! ¡Maldito el ahora!

Vivi Núñez.