jueves, 19 de febrero de 2015

Todos a una: Poema conjunto en Territorio (2)

Todos a una: Textos conjunto en Territorio
Bajo esta etiqueta, publicaremos en nuestro Blog, aquellos RETOS espontáneos que surjan y reúnan a varios autores de nuestro Territorio para construir un poema. 


CRÓNICA AMARGA

Ancho es el destino que cobija la desesperada ilusión 
de que llegues a amarme,

ancha la senda que deseaba encontrar, 
más angosta se vuelve sin poderte contemplar.
Y ancho es el recuerdo, ancha y alta la ilusión de abrazarte, 
sentir que vivo para amarte me anima a seguir buscándote 
pero solo encuentro tu recuerdo que es devorado por mis ansias.
Amarte entre los colores de la aurora pensarte, en el mutismo de la vejez 
y sé que esas ansias me pueden matar, pero tengo un pálpito 
que me impulsa a besar tu estampa sobre los horizontes de tu piel.
A imaginarte trémula en mis brazos mientras susurras mi nombre, 
mientras un laúd de versos escribes sobre mi vientre 
cual fino y delicado pincel...sobre cada pedacito de mi piel.
Y entre los rezos de nuestras bocas 
la tarde se hizo día en el vestíbulo de la sed.
Piel que está llena de ti, de tu alma, de tus ojos,
que eres terremoto de mis descorazonadas entrañas,
en las olas de tu pelo perderé mi vergüenza.
Después de soñar con la embriagadora esencia de tu alma 
y recorrer el laberinto de tus húmedas sábanas,
fuiste el cero de un beso entre cenizas.
Aturdido acudo al fatal destino que me espera sin ti 
y sin ti muero sobre cunas de barro,
porque no soy yo sino el amor con el que te amo.
Escribirá el canto del viento
 el epitafio de mi amor sin esperanza 
sobre lechos de nubes negras 
y cielos de nubes blancas.
Sin esperanza reirá una vez más el silencio de Febrero,
pues ya ha dejado de llover lágrimas dibujando tu nombre,
que como ácido han grabado en mi alma un sentimiento doloroso.
El arco iris grita tu ausencia,
no creas que voy a tatuarme tus caricias
 ni tampoco los labios de tu nombre 
pues ya todo es mudo, terco y con tardanza.
Dolorosa lluvia que vuelve a caer sobre mil espuelas de vidrio,
sin devolverme la paz que tu me robaste con el el alma,
mientras la ausencia se queda en la sordomuda soledad,
que me hace sangrar mi angustia callada.
Respiro el perfume de tu aliento, que me llena,
 que me enciende, que me quema por dentro,
miles de cristales no cortarán mi recuerdo de tu aliento.
Cierto que sangran los cuchillos sobre mi doblada espalda 
y ardo en una falla, abrazado por lagrimas de fuego,
pero en mi recuerdo jamás se borrarán las iniciales de tu nombre. 
En el fuego están nuestras cenizas del hoy 
y en mi pecho un tatuaje tuyo que te hará eterna.

Han intervenido:
 María PilarMiranda KherAlfmega MarinSilvia SavallLoli BelbelTrébol EsteponaGinebra BlondeAntonio Jose Rodriguez GarciaJosep FerràLou Lou Drey,Pilar Rodríguez García, Javier Moreno JimenezSamarcanda Cuentos