miércoles, 2 de diciembre de 2015

Textos Ganadores. 38º Reto: Superación





REVISTA SEMANAL DEL RETO

Texto Ganador en Prosa
(34 puntos)

 (Perfil de Facebook)


(Leer comentarios en el grupo Territorio de Escritores)

Enroscó los puños de sus mangas hasta los codos, levantó la gallina y palpó su buche.
-Bien José Antonio, nunca debe faltar alimento. Cuidar que el agua de los bebederos se conserve limpia y fresca como si fueras a beberla tú. Recolectar los huevos y ponerlos en las cestas azules separando rojos de blancos. Las gallinas cluecas se pasan al cobertizo por su comodidad.
-Como verás el trabajo no es nada del otro mundo, la paga buena...
Oscurecía cuando Doña Teresa Ricalde viuda de Osorio encendió un cigarrillo. Inspirando con placer el humo, recargó su cabeza en el respaldo del sillón y se perdió en sus pensamientos.
A sus 63 años estaba dispuesta a iniciar una nueva vida en el lugar donde anidaba su esperanza; entre plumas y el constante cacarear de gallinas.
La modesta casita de campo con solo dos recámaras y muchas ventanas le daban lugar de primera fila viendo cada día al sol salir y ocultarse.
Observó la aspereza de sus manos ya sin manicura y suspiró sintiéndose plena.
En la ciudad, su familia y amistades creyeron había enloquecido al conocer su decisión de heredar en vida a sus hijos la cuantiosa fortuna íntegra... Solamente dejó para sí la granja donde ella naciera y, muchos años después, su esposo rescatara en un remate bancario. Sin remodelaciones, por no arrasar con sus recuerdos, tal cual, se la obsequió un cumpleaños.
Cansada del acoso constante de sus hijos, desde que su amado esposo dos años atrás falleciera nombrándola heredera universal. A punto del colapso nervioso, determinó que deseaba vivir en total libertad.
Una mañana empacó lo esencial. Sin pedir ayuda ni notificar a alguien, se marchó.
Atrás quedaba una espléndida y maravillosa etapa vivida; caracterizada por lujos, viajes, bienestar, y el poder social que brinda ser millonario.
Tomó carretera descubriendo que el aire de libertad es más ligero.
Doña Teresa sonrió son orgullo. En una semana adquirió ochenta gallinas castellanas negras, cuarenta leghorn blancas y treinta y cuatro pollos tomateros. Contactó seis negocios del pueblo cercano que aceptaron comprar su producción granjera.
-¡Vamos José Antonio, esto se trata de tener muchos huevos!

Susana Espinosa



Texto Ganador en Verso
( 31 puntos)

(Perfil de Facebook)

(Leer comentarios en el grupo Territorio de Escritores)

Fue una decisión muy dolorosa,
pero realmente fue bien meditada,
sólo ves las espinas de mis rosas:
no quiero estar dónde no soy amada.

Olvidaste la fragancia de mis manos,
la seda de mi piel ya no te mueve;
reconquistarte es trabajo en vano,
pues ante mis besos, tu boca retrocede.

Aún mi nave surca la ruta de tus vientos
y aunque sólo compartimos este techo,
imagino que tu voz dice un “te quiero”
y atesoro tus suspiros en mi lecho.

No quiero ser invisible a tus miradas,
ni comer las migajas que me dejas;
he de recuperar mi espalda alada
y volar como el ave que se aleja.

No pediré más limosnas en tu puerta,
para sola contigo… mejor sola sin ti;
diciendo adiós hoy me siento muerta
¡pero mañana será otro día para VIVIR!

Ina Molina Pérez