miércoles, 18 de febrero de 2015

Textos Ganadores. Reto nº 12: Escenario y Protagonistas

RETO Nº 12: ESCENARIO Y PROTAGONISTAS

Textos Ganadores en Verso

 (22 puntos) Loli Belbel (Perfil de Facebook)
DIME MUNDO ¿POR QUÉ?
(Comentarios sobre este texto en Territorio de Escritores)

Hoy llamo al mundo aparte
para preguntarle por qué
detuvo mi sueño
suspendido entre la luna
y el cielo...
Por qué dejó mi corazón
abandonado en un rincón
asustado y sin luz...
Por qué borró de mi espejo
la imagen blanca de tu rostro...
Por qué quemó mi poesía
desterrándola al infierno,
por qué apagó la estrella
que yo más quería...
Por qué se llevó a Rosa,
la flor más bella de mi vida...

(Tu amor, Juan. B.)

©Loli Belbel



 (22 puntos) Ina Molina (Perfil de Facebook)

LA ÚLTIMA LUNA
(Comentarios sobre este texto en Territorio de Escritores)

En la oscuridad se oyó un suspiro;
como un rayo, en dos partió la noche;
Rosa llevaba la boca llena de esperanzas;
Juan, los bolsillos llenos de reproches;

Ningún arma, mas que dos manos fuertes
agazapadas, escondidas, cual felino,
que fueron al blanco cuello, su destino,
y allí se cebaron con derroche.

Rosa boqueaba y sus ojos suplicaban,
le permitiesen ver otra nueva luna;
Juan apretaba, mientras le juraba
que como a ella, no amaría a ninguna.

La sinrazón cegada por la locura,
hallaba alivio en esa absurda muerte,
que marchitaba de Rosa su fragancia,
y a Juan le privaba de su suerte.

Pues al morir el amor que él sujetaba,
moría con ella en otro frente.
Dejó su cuerpo en la acera, inerte,
y se arrojó bajo un coche que pasaba.

Ina Molina.


Texto Ganador en Prosa

 (19 puntos) Javier Moreno Jiménez (Perfil de Facebook)

MUERTE EN EL 52
(Comentarios sobre este texto en Territorio de Escritores)

Hace un día horrible. Voy hacia comisaría cuando recibo una llamada << inspector Suárez, diríjase al 52 de la calle Escultor Salzillo. Posible homicidio>>. La empanada de atún que comí anoche está haciendo estragos en mi estómago. Cuando llego me encuentro lo de siempre. Veo en la entrada de la habitación del apartahotel un cuerpo tirado en el suelo. Los locales ya están acordonando la zona y los de criminalística lo están manoseando todo.  Me agacho para echar un vistazo al cuerpo... ¡dios!, está destrozado, ¡se han ensañado bien!. Me dan arcadas. Veo al forense y le pregunto
— ¿Cuanto tiempo lleva muerto?
— Unas tres horas, más o menos — dice el forense.
Se me acerca el subinspector Pedro Sánchez con un café en la mano,
— Café?
— Si, gracias.
— Resulta que es policía, de estupefacientes — dice Sánchez —Juan López Bermúdez —dice.
¡Un escalofrío recorre mi espalda!. ¡Es mi cuñado Juan!. Ahora sí vomito. No le he reconocido porque tiene la cara desfigurada, << ¡qué palo va a ser para mi mujer! >> pienso.
— ¿Quieres interrogarla?—, me pregunta Sánchez,
—¿A quién? — le contesto.
—A la mujer que está en la habitación. La hemos encontrado llena de sangre, no suelta prenda.    
    ¿Quieres probar tú?.
Asiento con la cabeza mientras entro en la habitación. Al fondo, escoltada por dos policías y sentada en un chester, bajo un cuadro barato de Marilyn, veo a Rosa.
¡Rosa!, ¡no lo puedo creer!. ¡Es mi amante!, la mujer por la que he estado a punto de dejar a mi esposa. Llena de sangre, me clava sus ojos, con esa mirada asesina que sólo ella sabe poner, y me grita, << ¡hijo de puta, tenías que haber sido tú! >>.
Ahora entiendo la llamada que horas antes me hizo mi cuñado Juan, << no tienes que preocuparte por nada, no voy a consentir que arruines la vida de mi hermana Elena por una “buscona”, yo me encargaré de todo >>.
Colgó tan rápido que no me dio tiempo a decirle que ya la había dejado, a pesar de  sus amenazas de matarme si lo hacía.

Javier Moreno.