miércoles, 27 de enero de 2016

Textos Ganadores. (9) Reto Anónimo Mensual: La imagen


REVISTA SEMANAL

Texto Ganador en Verso
(36 puntos)

 (Perfil de Facebook)


(Leer comentarios en el grupo Territorio de Escritores)

Sin ver tu sombra en mi pupila
sin sentir tu aliento en mi espalda
con la sed de tus caricias
voy dibujando trampas.

Escondiendo mi mirada
de otros ojos pasajeros
negando besos que no dabas
para hacerlos más eternos.

Anhelo volver a vibrar
y algún día respirarte
sueño al no tenerte
sueño y muero por tocarte.

Volvería a darte el alma
Regalarte mis silencios
Volaría de tu mano hasta el abismo……. y caernos.

Sí !... me di cuenta 
soy consciente de ello
ya no volverán esos besos
no vendrán por hallarte muerto.

Hoy quiero unir estos poemas
gritar, gritar................gritar para mis adentros
quiero volver a besar
sentir como estremezco.

Suspirar por las mañanas
y sentir el aleteo
de mil mariposas aladas
que todos llevamos dentro.

Lidia Li


Texto Ganador en Prosa
( 32 puntos)

(Perfil de Facebook)

(Leer comentarios en el grupo Territorio de Escritores)

Llegó a casa y como de costumbre gritó aquellas tres palabras “Ya estoy aquí”, por supuesto nadie contestó, nadie le respondió como antaño, cuando siempre uno u otro respondía algo. Pero ahora aun sabiendo que ella estaba en casa, no esperaba respuesta alguna… Ella, su amiga desde hacía 5 años, vivía con ella y le hacía compañía a pesar de que no apareciera ni contestara a sus palabras… 
Se hizo la comida y mientras comía le hablaba… 
“Hoy en la fotocopiadora Jaime me ha dejado pasar, estaba Aurelita allí y desde luego, si hubiera podido, me hubiera fulminado. Está buena esta pasta. Me encantan los tallarines a la carbonara. Algún día iré a Italia a comer esa auténtica pasta, ajjajaj”
Era como hablar sola, hablaba sola, pues no obtenía respuesta alguna a sus comentarios…
Aquella noche estaban juntas esperando que aquella cadena de televisión conectara con la Puerta del Sol y tomar las uvas como cada año al son de las campanadas del reloj…
No quería que la tristeza le fuera minando… Encantada estaba de que ella estuviera ahí, haciéndole compañía… cómo lo había hecho en esos últimos cinco años… y a pesar de todo se sentía muy dichosa cerca de ella… 
“Nadie me puede quitar lo que he vivido este año…”, se decía.
El año 2016 traería cosas buenas, estaba segura, atrás quedarían esos cinco años de tristezas, de malos logros… Con aquella última uva daría paso a esos 366 días de plena felicidad… de total felicidad… Mucho que celebrar, sí… 
Año nuevo, nuevos deseos, nuevos sueños para poder realizar…
“Tú puedes quedarte hasta que quieras, yo no te echo… aunque la puerta ya sabes que está abierta… Estaré junto a ti y tú junto a mí, nos haremos compañía… siempre que no lleguen otros que no se llamen… Soledad…”
El reloj de la puerta del Sol comenzó a dar las campanadas…
“Por el futuro, que solo traiga alegrías…”

Carmen Rodríguez Planas