martes, 9 de febrero de 2016

Textos Ganadores. 42º Reto: Me quedo con la Paz

Texto Ganador en Prosa
(37 puntos)

 (Perfil de Facebook)

(Leer comentarios en el grupo Territorio de Escritores)

En una lujosa residencia de Palmira, nacieron Zaida y Thabet, mellizos e hijos de un importante abogado sirio.
Nacieron un 1 de enero del año 2001.
El padre había sido destinado al consulado francés y con el nacimiento de los pequeños, todo parecía ir cada vez mejor.
Se criaron entre algodones aunque los años eran convulsos políticamente.
Taimullah (que así se llamaba el padre) se dirigía al consulado el 1 de enero de 2011 cuando un coche hizo explosión a su paso muy cerca de su puesto de trabajo.
Dejaba mujer y dos hijos, comenzaba una guerra civil que aún a día de hoy sigue existiendo.
No había pasado un mes cuando la zona residencial fue asaltada por grupos musulmanes radicales, fue saqueada y secuestrados los niños que allí residían, entre ellos Zaida (nombre que significa: Lo que crece y Thabet, Sirviente de Dios)
Fueron alistados como Muyaidines a pesar de su corta edad.
Zaida fue elegida para ocuparse de servir a las labores propias de la mujer musulmana y Thabet fue reclutado como futuro combatiente.
Pasaron los años, para ellos y para este reportero que hoy les habla, entablé gran amistad, durante estos últimos cinco años me ha sido posible seguir el periplo de aquellos niños elegidos al azar. 
Ayer entrevisté a uno de los compañeros de Thabet, de su misma edad, deiciséis años.
Los conocía bien, ahora creo que nunca debería haberle preguntado por esos niños.
Zaida, (me dijo) quiso dejar el régimen en el que se encontraba, la convirtieron los infieles.
Su hermano hizo todo lo posible por convencerla para que siguiera ayudando a la causa.
Ella siguió rechazando la única verdad que para los hermanos musulmanes, existe,
Thabet le dijo por última vez: Zaida debes elegir, morir o luchar.
Zaida le contesto: Hermano, si debo elegir una sola palabra me quedo con la paz : Paz de vida, de mente, de espíritu-
Al grito de "Allah" es grande, Thabet sacó su pistola, apuntó a la cabeza y una detonación la hizo libre.
¡Hoy dejo este oficio, este es mi último articulo!

Carlos Corredor Camara


Texto Ganador en Verso
(30 puntos)

 (Perfil de Facebook)

(Leer comentarios en el grupo Territorio de Escritores)
Si me das a elegir una sola palabra 

me quedo con la paz;
de vida, de mente, de espíritu

Me quedo con la paz 
de mis horas calmas en las serranías, 
en la que se conjugan ocres colores y destellos plateados 
en este escenario por mí, hoy, elegido.

Me quedo con esta paz de mente y esta paz de espíritu 
que día a día elijo,
como sucesora de borrascosas noches 
de insomnio y de agonía.

Si a esta altura de mi vida 
en que circunstancias me han golpeado duro y 
tuve que crear y esgrimir herramientas para reconstruirme,
si me das a elegir una palabra …
Paz es la elegida.

Paz en el beso tierno de una madre a su hijo, 
y en el abrazo de hermanos que juntos disfrutan la vida.

Paz en la mirada del anciano que contempla satisfecho su recorrido 
y en el que trabaja cantando sus armonías.

Paz en el viento cálido que acaricia las hojas 
y en el arrullo de los polluelos en los nidos.

Paz cuando acompaño a distancia los ensayos de vuelo 
de mi hijo que va transformándose en hombre-niño.

Paz en mi boca que te nombra 
y en mis recuerdos que te hoy te reivindican.

Si hoy tengo que elegir una palabra 
y pintar con ella mi vida 
Paz es la elegida.

Sonia Fabiola Demitrópulos