jueves, 12 de mayo de 2016

Textos Ganadores. 52º Reto: Bajo mil llaves


Texto Ganador en Prosa:
(30 puntos)

 (Perfil de Facebook)





(Leer comentarios en el grupo Territorio de Escritores)

Estoy en esta guerra cargado de fatiga. 
El cansancio me cierra los ojos, impidiendo vea de cara al cielo el resplandor que causan explosiones cercanas. Una aldea arde con todo y habitantes.
Quiero dormir sin sonidos amenazantes de disparos lacerando mis conductos auditivos y estabilidad emocional.
¡Me resulta imposible soportar el ruido de metrallas!
Callen su voz violenta, nunca los disparos van a solucionar un maldito conflicto.
Dormir, sí, como cuando niño en los brazos de mi madre, percibiendo el ritmo de su respiración y oyendo los latidos acompasados que poseían la magia de llevarme a soñar con ninfas... Me dejaba dulcemente perder en esos mundos tan ciertos como irreales. 
¡No quiero condecoraciones ni insignias! 
Lo que yo daría por volver a casa, y sentarme frente a Lola nada más a contemplar sus ojos grandes color aceituna... Y ya de madrugada perderme una vez más en los olanes de su bata a retozar.
Este calor infernal es realmente insoportable, me empapa de sudor el uniforme, y aprieta mi garganta cual tenazas, producto de la casi deshidratación.
Es dura la guerra, peor aún, es tonta la guerra, estúpida es la guerra, infame, injusta, cobarde es la guerra... Sí, es cobarde, solamente se afronta empuñando un arma en la mano... 
Me gustaría cambiar este fusil por un lápiz y escribir un poema a los ojos de Lola, a sus manos, sus caderas, sus labios, donde pierdo la razón...
¿Yo perder la razón? Eso dicen y creen... 
Mi hermano fue a buscarme al cuartel una cerrada noche sin estrellas y me trajo hasta aquí, muy lejos de la guerra.
¡Ya recuerdo!
Estoy de nuevo en mi patria, ¡por supuesto! 
Veo a través de las rejas de minúscula ventana cometas en el cielo, no fuegos enemigos!
Pero no estoy en casa, no, esto es un "hospital de la salud mental", ¡vil manicomio... ! Solo trasponer el umbral cerraron el portón bajo mil llaves y me confinaron aquí ... 
Solo que la guerra se vino persiguiéndome!!!

Susana Espinosa




Texto Ganador en Verso:
(22 puntos)

 (Perfil de Facebook)


(Leer comentarios en el grupo Territorio de Escritores)


Charco de agua...
cristal sediento
de sueños mudos,
atrapados en tu mirada,
los deseos desnudos...
mueren en silencios.
Suspiros en el aire...
soledades en el espejo,
guardas bajo llave...
la voz de mis secretos.
Tu la puerta...yo la llave ,
no me sonrías...no me llores,
carcajadas de niño,
lágrimas de hombre,
no me hundas...no me halagues,
el tiempo herido,
libera las voces...
pestañeos...latidos,
deja que tu voz sangre,
recuerdos de colores
sobre las sombras de olvido,
que ocultan mis errores.
En el sabor de los secretos
de este reflejo loco,
donde el hombre del espejo
busca al niño en sus ojos,
con las silenciosas cosquillas,
de esa cuerda sinrazón,
que desata deseos
y desnuda las rutinas,
embrujando la pasion,
con sombras de piel,
que distraen las caricias...
pero no apagan la sed.
Y bebo...silencios,
llaves de mi corazón,
porque a veces...
para estar cuerdo,
hay que perder...un poco la razón.

Eduardo Eguizábal Torre