miércoles, 3 de junio de 2015

Reto nº 25: Amigos para Siempre

 RETO Nº 25: AMIGOS PARA SIEMPRE

Texto Ganador en Prosa

(42puntos)
JR. BLACK (OSORIO LOBO)



VERONICA
(Leer comentarios en el grupo Territorio de Escritores)

Miraba un par de nubes, una parecía una tortuga y la otra un conejo, como la fabula, solo que el conejo remplazaba a la liebre. El viento arrastraba una nube de tormenta y pronto daría caza a ambos animales blancos…de pronto un ahogado llanto, me hizo sentarme en la hierba. Parecía venir de detrás de un árbol. Me levanté y fui a ver. Acurrucada en el hueco del tronco estaba una niña. Tenia la boca rota y un hilo de sangre, manchaba su vestido. ¿Que te pasa? ¡Nada…dejame en paz! ¿Quien te ha pegado? ¡Nadie! Me puse de rodillas y limpie sus lágrimas con la manga de mi suéter. Ella fijó su mirada en mi. Y sin mas, me abrazó y dejó salir toda el agua del mundo por sus ojos claros. Era como si ella provocase la lluvia que ahora caía. Su cuerpo comenzó a temblar. Me quite mi suéter y se lo di. A partir de ese día nos volvimos inseparables. Yo tenia once años, ella tenia diez. Aquel viejo árbol fue nuestro escondite, en él, veíamos las estaciones pasar, jugando en sus ramas cuando floreaba, cobijandonos en su interior si llovía, dando vueltas cuando sus hojas caían, y bajo su copa esperábamos la primera nevada. Algunas veces se retrasaba, era cuando llegaba golpeada. Me ponía a maldecir a su padre, aventaba piedras a ninguna parte, deseaba tanto ser grande…pero ella me decía: Solo abrazame…no digas nada. El veintiocho de Junio, tenia una sorpresa aguardando por ella en el hueco de nuestro árbol, así lo evidenciaban nuestros nombres tallados mil veces de arriba abajo. Era el día de sus quince años…Pero ella nunca llegó. Ahora tengo una hija…se llama Verónica en honor a mi única amiga que enterré bajo aquel Árbol.

 JR. Black (Osorio)


Texto Ganador en Verso


(45puntos)
GINEBRA BLONDE
 (Perfil de Facebook)



UN PUENTE HACIA EL CIELO
(Leer comentarios en el grupo Territorio de Escritores)

Y me sentía más cerca de las nubes…
como si con tan sólo levantar mis manos
pudiera alcanzarlas…
y el cielo, abrazar mi cuerpo 
El mundo, aquel que me rodeaba,
se convertía en un hermoso puente
que me llevaba deslizándome 
a ésos mis mundos imaginarios
en los que no podía dejar de bailar
con mi vestido de gasa blanco…
Y escapaba, me escapaba de todo
Ya no había telarañas que me atraparan,
que me impidieran volar…
No había temores, 
tan sólo yo, yo…sintiendo…
No había suelo bajo mis pies, 
bajo ésos mis compañeros de altos vuelos…
Y mi mente giraba, 
mi cuerpo, mi alma…
Mi pequeña vida desplegaba sus alas,
crecía, se hacía inmensa…
y revoloteaba cual mil mariposas blancas
Aún hoy…en esos días grises
en los que me siento tan pequeña
ante un mundo que me devora,
pienso en ellos…aquellos mis patines
que me llevaron tantas veces,
al cielo…

Gine.P